Skip to content Skip to navigation

Consejitos Matemáticos: Ideas sencillas para conversar sobre matemáticas en el día a día

May 29 2020

Posted In:

General, Parents, Teachers

(Available in English)

Por Gigliana Melzi, New York University

Este blog está basado en el artículo Leveraging the Math We Do, publicado originalmente en la página web del Instituto del Desarrollo Humano y Cambio Social de la Universidad de Nueva York (NYU).

Mensajes clave: 

  • Todos podemos apoyar el aprendizaje matemático de los niños pequeños en casa, sin importar qué tan cómodos nos sintamos con las matemáticas.
  • Conversar sobre conceptos matemáticos que forman parte de nuestras rutinas diarias es una manera sencilla de apoyar el desarrollo de las matemáticas tempranas en los niños.
  • Consejitos Matemáticos les ofrece ideas rápidas para descubrir y conversar sobre las matemáticas que forman parte de las rutinas más cotidianas, como guardar la compra o doblar la ropa. 

Como parte de mi colaboración con DREME, un equipo interuniversitario que se dedica al Desarrollo e Investigación de la Educación de las Matemáticas Tempranas, he tenido la oportunidad de visitar alrededor de setenta y cinco familias latinas con niños de edad preescolar que viven en Nueva York. Durante estas visitas, mi equipo y yo observamos las interacciones entre los padres y sus niños y niñas en diferentes actividades y conversamos con ellos sobre qué son las matemáticas. En particular, quisiera hablar sobre dos de estas visitas.

Una de ellas es Angélica, quien es madre mexicana de un niño de 4 años. Cuando la visitamos, nos comentó que para ella: Las matemáticas son para personas inteligentes. Yo no hago matemáticas. Mi niño sí hace matemáticas. Le gustan.

En cambio, Celerina, también madre mexicana de una niña de 4 años, nos comentó durante la visita que: “Las matemáticas están en todo. Yo las uso en mi trabajo como cajera, cuando cocino y voy a hacer el mandado,y cuando tengo que pensar en el tiempo y en todo que tenemos que hacer en el día.

A pesar de que Angélica y Celerina demostraron tener actitudes opuestas hacia las matemáticas, ambas conversaron sobre conceptos matemáticos. Ambas usaron palabras que resaltaban números, patrones, formas, y otros conceptos matemáticos tempranos clave. Estas observaciones nos demuestran que todos podemos apoyar a los más pequeños con el aprendizaje temprano de las matemáticas en casa, sin importar nuestra experiencia, ni nuestra actitud hacia las matemáticas.

Hablando y aprendiendo sobre matemáticas en casa

Así compartas la actitud hacia las matemáticas de Angélica, la de Celerina, o te encuentras en un punto intermedio, igual puedes descubrir, usar, y conversar sobre las matemáticas que ya forman parte de tus rutinas familiares cotidianas. Este tipo de interacciones, también conocido como conversaciones matemáticas, ayuda a los niños a desarrollar un “lente matemático”, que les permite apreciar las matemáticas en el mundo que los rodea. Hablar sobre cuántos ingredientes se necesitan al cocinar, o identificar las formas de las señales de tránsito, son ejemplos de conversaciones matemáticas. Además, las investigaciones demuestran que los niños suelen tener mejores resultados en el colegio cuando exploran las matemáticas y participan en este tipo de conversaciones con sus familias.

El recurso Consejitos Matemáticos de DREME les ofrece recomendaciones rápidas y sencillas para conversar sobre las matemáticas en las rutinas familiares, como cocinar y limpiar, ir de compras o la hora de dormir. Consejitos Matemáticos está disponible en inglés y español, y las ideas son prácticas y divertidas, y sobre todo ayudan a que las familias descubran las matemáticas que ya se encuentran a su alrededor.  Lo mejor de todo es que las familias pueden usar Consejitos Matemáticos ahora mismo en casa, es gratuito, y no aumenta el trabajo familiar. Visita parte inferior de la página para descargar los Consejitos Matemáticos en formato PDF.

Descubrir las matemáticas en nuestro día a día

Consejitos Matemáticos puede ser un punto de partida para descubrir otras formas de conversar sobre las matemáticas diarias. Una vez que ya se sientan cómodos descubriendo las matemáticas  del día a día, verán que hay muchas oportunidades para hablar y aprender sobre matemáticas con los más pequeños. 

El primer paso es descubrir las matemáticas que ya estamos usando. Al lavar la ropa, por ejemplo, la separamos por color y tipo, de manera que la ropa y los trapos de cocina se lavarían por separado. Al hacer esto, estamos agrupando y creando conjuntos. Cuando duplicamos una receta o cuando averiguamos qué cantidad de medicina le debemos de dar a nuestro niño, estamos sumando y restando. Cuando ordenamos y guardamos los juguetes, decidimos dónde van las cosas midiendo y usando pensamiento espacial. Al coser y tejer, creamos patrones con colores y cantidades (dos líneas en rojo, una en azul, dos rojas, una azul), ejercitando así habilidades que serán esenciales para el pensamiento algebraico.

En otras palabras, para apoyar las matemáticas tempranas de los niños pequeños, no es necesario tener ni adquirir ningún juguete u objeto diseñado especialmente para hacer "matemáticas". Todos nosotros tenemos las herramientas esenciales para apoyar el pensamiento matemático de nuestros niños porque todos usamos matemáticas a diario. 

Incluir a los niños en las actividades cotidianas del hogar 

El segundo paso es incluir a su niño o niña en estas actividades cotidianas relacionadas con las matemáticas que, a decir verdad, todos debemos hacer. Además, ¡a los niños pequeños les encanta ayudar!Ellos pueden ordenar los libros de acuerdo a su tamaño o pueden averiguar cuántas tazas se necesitan al poner la mesa. Cuando invitamos a los niños a participar en estas actividades, no solo les ayudamos a desarrollar sus habilidades matemáticas tempranas, sino también su independencia y autoestima.  

Usar lenguaje matemático en las conversaciones

El tercer paso es hablar sobre las matemáticas. Mientras hacen las tareas cotidianas del hogar, describan lo que están viendo y lo que están haciendo. Intenten hacer preguntas que motiven a los niños a pensar en y resolver problemas matemáticos. Por ejemplo, al poner la mesa, se le puede decir: "Fernanda, necesitamos tres platos". O, "Fernanda, cuenta cuántos somos y dime cuántos platos necesito sacar del gabinete”. 

Hacer preguntas y escuchar

El cuarto y último paso es usar las preguntas mágicas. Recuerda que la definición más básica de las matemáticas es solucionar problemas y que existen muchas maneras de solucionar el mismo problema. Entonces, aprovecha y pregúntale a tu niño o niña cómo encontró la solución o repuesta, sea ésta la correcta o no. Preguntar el cómo y el por qué te permitirá entender cómo está pensando tu niño o niña y así podrás ayudarlo aún más. 

Conversar sobre las matemáticas del día a día

En resumen, las habilidades matemáticas infantiles se fomentan dando a los niños y a las niñas oportunidades diversas para que desarrollen el pensamiento matemático y utilicen ese conocimiento de manera más concreta en su vida cotidiana. Aquí los dejamos con ideas divertidas y sencillas para empezar.

 

Gigliana Melzi es profesora universitaria en el Departamento de Psicología Aplicada y asociada al Centro de Estudios Latino Americanos y Caribeños de New York University, es también miembro del equipo de DREME Family Math

Recent News

Tuesday, August 18, 2020

This new set of resources is focused around bringing math into playtime. Whether children are sitting down with something to build or need to wiggle and get out some energy, playtime offers many opportunities for families to explore key early math concepts together.

Tuesday, August 18, 2020

Este nuevo conjunto de recursos se centra en incorporar las matemáticas a la hora del juego. Ya sea que los niños estén sentados con algo para construir o necesiten moverse y quemar energía, la hora del juego ofrece muchas oportunidades para que las familias exploren conceptos matemáticos claves y fomenten el pensamiento matemático en sus niños.

Tuesday, July 14, 2020

Small changes to classroom calendar activities can boost children’s early math learning–we offer inspiration!